Adicción a los videojuegos

Qué es y cómo actuar ante la adición a los videojuegos
Adicción a los videojuegos

¿Qué es?

La adicción a los videojuegos se presenta en personas que siguen una pauta de comportamiento de juego persistente o recurrente. Según la última versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (CIE-11), esta conducta adictiva se vincula a tres condiciones negativas como son la pérdida de control de la conducta en referencia a la duración o intensidad del juego, un aumento de prioridad al videojuego ante otros intereses vitales y el mantenimiento de esta conducta a pesar de las consecuencias negativas anteriores.

¿Cómo lo detecto?

Los síntomas comunes del trastorno por abuso de videojuegos son: pérdida de control sobre el juego en términos de frecuencia, intensidad, duración, terminación y contexto. Por ejemplo, cuando la persona supera las 25-30 horas de juego semanal y presenta una necesidad irresistible de jugar. Además, Los pacientes con adicción a los videojuegos, también suelen tener cambios de humores importantes, e incluso conductas de agresividad en contextos de frustración en relación con el juego.

La persona acaba dando prioridad al juego en lugar de hacer otras actividades cotidianas o vitales, este hecho conlleva un debilitamiento del rendimiento escolar o laboral y un empobrecimiento significativo a nivel social. También hay síntomas físicos como dificultades para dormir y cambios de hábitos como saltarse comidas o expresiones de ansiedad o euforia durante el juego.

Para considerar que existe una conducta adictiva, la OMS estima que debe transcurrir un periodo de, al menos, doce meses aproximadamente con estos síntomas.

¿Cómo actúo?

Como en toda adicción, prohibir la causa no es la solución al problema. Para la correcta evolución es importante la implicación personal y, sobre todo, el apoyo familiar. El trastorno por adicción a los videojuegos se considera un problema de salud mental. Lo más importante es dirigirse a un profesional, para evaluar y tratar la singularidad de cada paciente.

 


Referencias:

Ingrassia, V. La OMS reconoce al trastorno por videojuegos como un problema mental. Infobae (2017).

Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11 para estadísticas de mortalidad y morbilidad) Organización Mundial de la Salud (2019).