El confinamiento y los Trastornos de Conducta Alimentaria

Qué es importante tener en cuenta durante el confinamiento en casos de anorexia, bulimia…
Confinamiento y TCA

Durante el confinamiento, el aburrimiento y la ansiedad pueden complicar el tratamiento de los Trastornos de Conducta Alimentaria, y propiciar un cambio en la alimentación de las personas.

La sensación de estar sin poder salir de casa, como ocurre durante el confinamiento, puede incrementar el pensamiento obsesivo en relación a la comida. Demasiado tiempo libre puede conllevar un ciclo de atracones de comida debido a la ansiedad y al aburrimiento, que pueden empeorar los TCA.

 

Los Trastornos de Conducta Alimentaria: ¿qué son?

Los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) son "trastornos mentales caracterizados por un comportamiento patológico ante la ingesta alimentaria y una obsesión por el control del peso", según la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia.

Algunos de estos trastornos son:

  • Anorexia nerviosa: miedo a aumentar de peso, como consecuencia restringen su ingesta calórica.

  • Bulimia: presencia de atracones y posteriores vómitos auto-inducidos u otras maniobras de purga.

  • Trastorno por atracón: episodios de ingesta compulsiva de manera recurrente.

  • Vigorexia: obsesión por el ejercicio físico.

  • Ortorexia: obsesión por la comida sana.

 

Aproximadamente unas 400.000 personas en España padecen anorexia nerviosa, bulimia o trastorno por atracón, según datos de la Fundación Fita. La gran mayoría de estas personas son mujeres jóvenes, sobre todo pre-adolescentes y adolescentes. Estos trastornos son graves si no se tratan, pero se pueden solucionar si la persona lleva a cabo un tratamiento y seguimiento con un equipo de médicos y psicólogos especializados.

 

Síntomas en los TCA

Los TCA presentan un cuadro psicológico donde se pueden distinguir problemas cognitivos, emocionales y conductuales:

Cognitivos

  • Pensamiento distorsionado del cuerpo y el peso

  • Disminución de la atención, concentración y memoria

  • Excesiva preocupación con la comida y la silueta

Emocionales

  • Inestabilidad emocional

  • Pensamientos obsesivos

  • Irritabilidad

  • Depresión

  • Ansiedad

  • Dificultad para expresar las emociones

Conductuales

  • Cambios en el modo de alimentarse: restricciones de alimentos, manipulación de la comida, control de calorías, etc.

  • Conductas purgativas (vómitos, laxantes)

  • Excusas para no comer o comer diferente

  • Abuso de sustancias

  • Aumento de la agresividad

  • Aislamiento social

 

El aislamiento puede provocar ansiedad, irritabilidad, depresión o preocupación. Estos síntomas psicológicos también los presentan las personas con TCA, con lo cual, el confinamiento puede agravar estas emociones.

Sin embargo, el confinamiento también puede ser una oportunidad tanto para la persona con TCA como para la familia para hacer un cambio. Pasar todo el día en un mismo espacio garantiza que se supervisen las ingestas (cantidades) y se controlen las medidas de compensación, como vómitos o ejercicio físico excesivo.

 

Recomendaciones para hacer frente al confinamiento en personas con TCA

  • Estructurar el día con rutinas: para las comidas, para el estudio y para el ocio.

  • Fomentar la comunicación familiar así como socializar, de manera saludable, a través de las redes sociales.

  • No exponerse en exceso a los medios de comunicación sobre la situación actual, ya que esto puede provocar un aumento de la ansiedad. Está bien mantenerse informado a través de fuentes fiables, pero cuidado con la sobre-información.

  • Es recomendable realizar ejercicio físico moderado o suave, siempre acompañado de un familiar. Algunos ejemplos pueden ser el yoga o técnicas de relajación.

  • A pesar de no realizar el mismo ejercicio físico y gasto calórico, se aconseja no hacer cambios en las pautas alimentarias durante el confinamiento. Las restricciones de alimentos pueden convertirse en un factor de riesgo para el TCA.

  • Controlar el peso durante el confinamiento sólo es recomendable cuando el profesional sanitario correspondiente indique hacer control, o bien cuando se evidencien cambios en la ingesta o peso de la persona durante el período, de manera que se pueda actuar en consecuencia.

  • En cualquier caso, es importante que las personas con TCA durante el confinamiento también sigan un tratamiento especializado con médicos y psicólogos para ayudar a gestionar la situaciones que generen más angustia. Recuerda que las visitas se pueden hacer online.


Referencias 

Guia per a famílies de persones afectades per un TCA. Generalitat de Catalunya

¿Qué son los Trastornos de Conducta Alimentaria? Associació contra l’Anorèxia i Bulímia. 

El confinamiento, un doble castigo para quien padece un trastorno alimentario. Heraldo. 

Trastornos de la conducta alimentaria y coronavirus. Hospital Sant Joan de Déu.