“Lo que enseñas a las personas es a que se ayuden a sí mismas”

Manuel Sanchez, educador social de Amalgama7
Manuel, educador social en Amalgama7

Manuel ejerce como educador social desde hace 30 años y actualmente trabaja con jóvenes en Alamgama7. Nos explica su experiencia.

 

¿Con qué perfil de jóvenes trabajas?

Trabajo con jóvenes y adolescentes en situación de riesgo y con jóvenes con trastornos conductuales.

¿Cómo decidiste entrar en este sector? ¿Por qué te gusta tu trabajo?

Llevo toda la vida trabajando en el sector porque me gusta ayudar a la gente, ayudar a los chavales. Aunque yo creo que el concepto de ayuda ha ido cambiando con el paso del tiempo: no se puede ayudar a nadie que no se quiera dejar ayudar.

Lo que me gusta de mi trabajo es que lo que enseñas a las personas es que se ayuden a sí mismas, es decir, dotas de instrumentos a los demás para que cuando llegue el momento, la persona pueda rescatarlos y utilizarlos para tirar hacia delante.

Lo que enseñas a las personas es a que se ayuden a sí mismas

¿Cuánto tiempo llevas ejerciendo? ¿Qué has aprendido en este tiempo?

Como educador llevo ejerciendo entre 25 y 30 años. En este tiempo he aprendido sobre todo a no poner etiquetas a las personas, ni juzgarlas ni categorizarlas. Cuando te enfrentas a una persona, lo primero que tienes que hacer es olvidarte del porqué está ahí, es decir, no poner de entrada la etiqueta de que estás delante de un trastorno conductual, sino que tienes en frente a una persona, sea quien sea.

Lo segundo es que estás estableciendo una relación en la que la otra persona también tiene algo que decir. No solo trabajas tú para él o ella: quien tienes delante también tiene mucho que aportar. Todo el mundo tiene algo que rescatar en su interior y por eso hay que darle la oportunidad de demostrarlo: eso es lo más valioso de tu trabajo.

Lo primero que tienes que hacer es olvidarte del porqué está ahí, es decir, no poner de entrada la etiqueta de que estás delante de un trastorno conductual, sino que tienes en frente una persona, sea quien sea.

¿Cuáles pueden ser las expectativas de un joven que acude a Inmens?

La experiencia nos dice que realmente quienes acuden a Inmens son los padres, que están preocupados por sus hijos. Habitualmente, las personas con trastornos conductuales no tienen mucha consciencia de que están viviendo un trastorno. Por lo tanto, las expectativas del joven pueden ser que aquí va a encontrar un lugar donde podrá reconducir su situación y recuperarse.

¿Qué consideras que es un caso de éxito?

En realidad, el éxito depende de lo que tú creas que es. Si existiera una definición estricta del éxito, habría muy pocos casos. Cada uno tiene que situar sus propias expectativas y, por lo tanto, dar espacio a la persona que se tiene delante.

Si se ponen muchas expectativas de éxito en la persona, vas a acabar viendo el fracaso. Por lo tanto, primero hay que liberarlo de estas expectativas y que él o ella sea el que se establezca su propia definición de éxito con sus propios elementos. Seguramente, una de las cosas más incapacitantes que haya sea el hecho de tener unas expectativas de éxito exageradas.

Seguramente, una de las cosas más incapacitantes que haya sea el hecho de tener unas expectativas de éxito exageradas.

¿Qué le dirías a aquellas personas que están viviendo situaciones conflictivas a causa de un trastorno de conducta?

Las familias que conviven con hijos con trastornos de conducta deben saber que estos jóvenes no entran dentro de la normalidad de la adolescencia. Hay que justificar ciertas situaciones hasta un punto, sino hay que recurrir a un profesional, alguien que sepa de esto.

A los chicos les diría que es importante que salgan de sí mismos, del círculo vicioso en el que viven, que fuesen capaces de ver lo que está provocando su conducta alrededor y que sean capaces de pedir ayuda. Sin embargo, cuando eres tú el que tienes el trastorno de conducta es muy complicado verlo, por lo que hay que tener paciencia.

Servicio gratuito de primera atención

Ofrecemos un servicio gratuito de primera atención, en el que serás atendido por uno de nuestros profesionales especialistas en trastornos de conducta. En esta primera atención se realizará una primera acogida de la petición y se te ofrecerá un recurso, propio o externo, donde poder tratarla con mayor profundidad.

En cumplimiento de la normativa legal vigente en materia de protección de datos personales, se informa que El Responsable del Tratamiento de sus datos personales son Amalgama 7 i associats centre d’atenció bio-psico-social al jove i a l’adolescent S.L. i Fundació Ampans. La Finalidad del tratamiento es materializar la relación contractual y la Legitimación es el contrato. No se cederán los datos a terceros ni usados para otras finalidades, salvo los legalmente previstos o los necesarios para materializar la relación contractual. Puede ejercer sus Derechos a acceder, rectificar, oponerse, limitar, portar y suprimir los datos, así como otros derechos explicados en la Información adicional, visitando:http://www.amalgama7.com/protecciondatos ohttps://www.ampans.cat/es/politica privacidad. Puede contactar en cualquier momento con el Delegado de Protección de datos endpd@amalgama7.com odelegatprotecciodades@ampans.cat.