¿Qué hacer en caso de violencia filioparental?

Prevención y tratamiento
12 recomendaciones para los padres
Qué hacer en caso de Violencia Filioparental (VFP)

Cuando un hijo/hija tiene un comportamiento violento de manera reiterada, como una forma de control e intimidación hacia los padres, podemos sospechar de violencia filioparental (VFP). Las agresiones puntuales o bajo la influencia de sustancias no se consideran VFP. ¿Qué hacer?

Busca ayuda, es necesario reconocer el problema y buscar ayuda profesional para abordar el conflicto.

No te culpes, se honesto y reconoce que no puedes actuar solo ante estas situaciones.

Habla del comportamiento y no de tu hij@, trata de verlo y comunicarlo como un problema que ahora mismo no sabe gestionar.

Reconoce sus sentimientos sin juzgar y ayúdale a entenderlos.

Responde en lugar de reaccionar, intenta mantener la calma, tómate un tiempo y espacio si lo necesitas para no reaccionar con agresividad.

Da espacio, una vez pase la ira será más factible lidiar con el conflicto.

Trata de conocer el orígen de su ira, no son motivos justificados pero pueden ser sus razones.

Busca momentos de gratitud, refuerza los momentos positivos y de tranquilidad  entre los dos. Intenta hacer que te sienta próximo.

Ayúdale a desarrollar estrategias personales, comprender motivos y encontrar salida para sus sentimientos.

No minimices el problema, si no se aborda la violencia puede aumentar, es necesario afrontar la situación: ayuda a tu hijo a romper el patrón de violencia.

Cuídate, es vital para hacer frente a la ira y la agresividad de tu hij@. Lo más responsable, sensato y positivo es pedir ayuda: hay personas y servicios que pueden ayudar.

Protégete, y al resto de los miembros de la familia también. Si es necesario, acude a los servicios públicos (SEM, policía).

 


Referencia:

 Teen violence at home. Family lives 2018

Te ha parecido interesante esta información?

Was this artículo helpful? Si | No