Los trastornos de conducta en las personas con discapacidad intelectual

El trabajo conjunto de dos especialidades para la creación de un nuevo modelo asistencial
Los trastornos de conducta en las personas con discapacidad intelectual

Un tercio de las personas con discapacidad intelectual presenta algún tipo de trastorno de conducta. La necesidad de una asistencia específica para estas personas explica que, desde hace 15 años, AMPANS y Althaia hayan trabajado conjuntamente creando un nuevo modelo asistencial.

En España, entre un 8-10% de las personas tiene o tendrá un trastorno de conducta en algún momento de su vida. Entre la población que tiene discapacidad intelectual, este porcentaje sube hasta el 35%.

Dada la elevada prevalencia de trastornos de conducta entre las personas con discapacidad intelectual, las fundaciones Ampans y Althaia firmaron, hace 15 años, un convenio de colaboración para empezar a trabajar conjuntamente. La Fundación Ampans es una entidad que promueve la calidad de vida, educación e inserción laboral de personas con discapacidad intelectual. Por otra parte, la Fundación Althaia ofrece servicios sanitarios de diferentes especialidades y, entre ellas, de salud mental.

El objetivo de esta alianza fue mejorar la atención de estas personas. Algunas de las acciones destinadas a cumplir con este objetivo fueron el establecimiento de un protocolo de seguimiento por parte de un equipo multidisciplinar, la integración de Althaia entre los diferentes recursos de Ampans y la formación de los equipos técnicos de los diferentes servicios de ambas formaciones. En definitiva: la creación de un equipo asistencial multidisciplinar y el establecimiento de un protocolo de atención continuada de las personas con discapacidad intelectual y trastornos de conducta.

Uno de los cambios que ha producido esta nueva manera de trabajar ha sido la mejora de la precisión diagnóstica, a menudo compleja en el ámbito de la salud mental y especialmente en las personas con discapacidad intelectual. Ambas entidades aseguran que disponer de diagnósticos es una garantía para elaborar buenos planes de intervención.

Otro resultado relevante ha sido una reducción considerable de las visitas a urgencias. La coordinación entre las entidades ha permitido potenciar la actuación preventiva. El trabajo en equipo ha hecho que se hayan podido detectar riesgos y tomar medidas antes de llegar a una situación urgente.

Fruto de esta experiencia tan enriquecedora, las dos entidades vieron la falta y necesidad de formación específica de los profesionales en el ámbito asistencial. Por ello, desde hace 9 años, Ampans y Althaia imparten un posgrado sobre enfermedad mental y trastornos de conducta en personas con discapacidad intelectual que, este año, organizan con la Universidad de Vic - Universidad Central de Cataluña. El posgrado, que se inicia el próximo mes de octubre, va dirigido a personal asistencial de diferentes especialidades como psicólogos, pedagogos, médicos, psiquiatras, maestros, educadores sociales, etc. Podréis encontrar más información aquí.

 


Referencias:

Fundación AMPANS

Fundación Althaia